18/09/06 – 18/09/08

“Afirmamos que en la causa judicial donde se investiga el secuestro y desaparición de Jorge Julio López se refleja la falta de voluntad política para esclarecer el caso por parte de todos los organismos del estado y las fuerzas de seguridad intervinientes”. Así comienzan varios de los comunicados del Colectivo Justicia Ya! (formado por diferentes organizaciones de derechos humanos) que hace 2 AÑOS, continúan en la lucha. Así, a 2 años de la desaparición del testigo clave en el juicio al represor Miguel Etchecolatz la causa no ha avanzado.

Etchecolatz, quien fuera director de investigaciones de la policía de la Provincia de Buenos Aires y mano derecha de Ramón Camps, fue condenado a prisión perpetua por genocidio. Esta fue la primera sentencia que se logra contra los represores de la última dictadura cívico- militar luego de la anulación de las "leyes del perdón".

Jorge Julio López de 77 años, fue visto por última vez el 18 de septiembre de 2006, cuando se iban a leer los alegatos contra el represor Etchecolatz. López de profesión albañil militaba en una unidad básica del Partido Justicialista y fue secuestrado por primera vez desde el 21 de octubre de 1976 hasta el 25 de junio de 1979. En este período estuvo en diferentes centros clandestinos de detención y tortura: "Cuatrerismo" de Arana, en el centro clandestino de detención "Pozo de Arana", en las comisarías 5ª y 8ª y, finalmente, en la Unidad Penal Nº 9 de La Plata, donde quedó a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

El testimonio dado por López en el marco del Juicio por la Verdad no sólo incriminó al ex Director de Investigaciones, probando el asesinato de muchos detenidos/as- desaparecidos/as, sino que involucró a otros policías y militares que actuaron en aquella época.

La causa radicada en el Juzgado Federal 3 de La Plata está a cargo de Arnaldo Corazza, lleva ya 88 cuerpos y alrededor de 30.000 fojas. En la investigación se llevan realizados 500 rastrillajes en más de 50 localidades y ciudades del área metropolitana y se recibieron 1.338 denuncias. Sin embargo las organizaciones querellantes afirman que las irregularidades puestas de manifiesto en la investigación avalan el pedido de apartamiento de las fuerzas federales que participan.

En los primeros días del mes de septiembre, se realizaron diversos allanamientos en diferentes domicilios, que nunca fueron notificados a la querella, ni contaron con la participación del juez y del fiscal. Esta irregularidad ya se había manifestado en el procedimiento efectuado en el Penal de Marcos Paz, el 23 de marzo, donde la prensa fue avisada del allanamiento además de informar los nombres de algunos de los implicados. Por esta, el fiscal federal Sergio Franco, realizó una presentación penal contra catorce integrantes del Servicio Penitenciario, por ocultamiento de pruebas.

Asimismo, a cinco meses del allanamiento al Penal de Marcos Paz, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, responsable de analizar los efectos secuestrados, no ha incorporado al sistema de cruce de llamadas telefónicas los números obtenidos de la agenda de Miguel Osvaldo Etchecolatz. Tampoco se conoce la identidad del cuerpo carbonizado encontrado dos días después en Punta Lara, para Justicia Ya! Aquello se trató de un mensaje mafioso dado que el cadáver apareció en un lugar emblemático donde aparecían cadáveres de personas desaparecidas desde el año 1974.

En la causa se perdió tiempo valioso, ya que durante los tres primeros meses, se siguió una línea de investigación que apuntaba al extravío o la ausencia voluntaria de Jorge Julio López, dejando de lado los planteos de los organismos que manifestaban que se trataba de un secuestro político. Además se supo de la existencia de un expediente paralelo que constaba de diez cuerpos (más de 2.000 fojas) y que estaba en poder de la Delegación La Plata de la Policía Federal, a cargo del Comisario José Antonio Guardabassi. Esos cuerpos incluían entre otras cosas, las 600 declaraciones tomadas por la Federal, tareas de inteligencia, procedimientos en Atalaya, etc. El juez Corazza solicitó que se le remita el expediente, medida que inicialmente fue resistida por la policía Federal. Lo mismo sucedió con las investigaciones paralelas realizadas por la policía provincial.

"Siempre dijimos que López había sido secuestrado y que en su desaparición intervinieron fuerzas de seguridad del Estado" manifestó Guadalupe Godoy, abogada de Julio López.

"Denunciamos la inoperancia, la complicidad y el encubrimiento del Poder judicial y de los Poderes Ejecutivos provincial y nacional.” (Justicia Ya!)

SILENCIO K = IMPUNIDAD

BASTA DE ENCUBRIMIENTO

APARICIÓN CON VIDA YA DE JORGE JULIO LÓPEZ

5 comentarios:

Anónimo dijo...

holaaaa nazu.. tanto tiempo.. leyendo lo de julio no dejo de ingnarme ya que creo que bajo el fantasma de la impunidad no se puede construir una democracia real..
recien vengo de la marcha( a lo mejor nos cruzamos sin saberlo)no se realmente si es la mejor forma de aportar mi granito de arena... pero se que por lo menos sirve para empezar a romper tanto silencio, tanta impunidad!
bueno amigo cibernetico, siempre es lindo pasar por aca y sentirse como en casa!!!gracias..
besos de colores(hoy medios opacos)
amelie...

Anónimo dijo...

MI amigo nazu, el que la tiene clarisima...aca ando esperandote para mandarnos alguna de las tuyas, o de las mias como vos mas quieras,Asi te sacas alguna de la galera jaja
No hay muchas firmas mias aca pero bueno, ya vendran, espero que este todo bien alla con el estudio, con el pulpo y compania.
Nos vemos, y que suene menos ese celular que se van a saturar las lineas!!!

saludos


FER.

Elvira dijo...

Hola Nazu! Solo paso a saludar, bah. Prefiero los versos ^^
Ciao.

Gastón dijo...

¿Cuándo fue que me puse a pensar sobre esto? Había llegado a la conclusión de que me alegro que haya tanta movilización por la desaparición de personas.

Pero no nos olvidemos de otras personas que están desaparecidas por otros motivos y nadie marcha por ellas.

Nazu dijo...

mica+FER+elvira+gastón:

No sé bien cómo empezar. Valoro positivamente todas las opiniones. De hecho por eso está abierto el espacio de comentarios.

Para empezar debo reafirmar que la causa es justa más allá de cualquier opinión sobre los métodos.

Los medios no se hicieron eco de lo que pasó a pesar de lo indignante que es para cualquiera que piense un poco, tenga o no tenga una bandera.

A dos años de la desaparición de Julio López, asistimos a una nueva desaparición, la de este tema en los medios, que lo sacan de la reflexión y discusión pública.

El hecho de que se realicen movilizaciones, espacios artísticos y marchas tiene que ver con reafirmar ese lugar de discusión que no aparece. Pero que hoy la movilización sea por López no excluye otras causas por las cuales nos debemos ocupar. Es más, contribuye a la replicación de estas formas de ser conscientes de lo que en nuestro lugar sucede.

Es evidente que desaparecen más personas por otros motivos, como la inseguridad y demás. Pero probablemente esos hechos están mejor y mayormente cubiertos por los medios y el sistema, a los cuáles les conviene la masificación de esa agenda.

Naturalmente, transformar a la noticia en un producto de mercado no se aplica a la lucha por los derechos humanos.


Por último, debo decir que probablemente yo también me sienta más a gusto publicando poemas, y lo seguiré haciendo, pero no puedo permitirme ignorar algunas cosas y mirar para otro lado.

Muchas gracias por opinar.

Saludos.