evadido

podés verme en trance
escucharme suspirar
saber el gusto de mi sal
podés abrazarme

pero no me dejes escapar

podés leerme mientras te recuerdo
mentirme como si nada pasara
podés pintarme como hacías
saber que ya no es tiempo

pero no dejarme escapar

podés quererme cuando quieras
podés también saber que todavía

podés rezar al dios de nada
pisar las hojas descalza y sola

pero por favor no me dejes escapar

2 comentarios:

Enredada dijo...

podés...
pero no me dejes escapar...
realmente bello, realmente un pedido que es grito.
besos

Diana Castán dijo...

Hoy me identifico con esas lineas...no sé porqué pero sii..

Un placer...mucha luz!