coiffeur - ¡qué mala suerte!

sigo buscando la voz
que me hable de vos de nuevas maneras
el olor del pasto recién cortado
augura una larga espera

ahí va tu imagen
que habla más de mí
un holograma con movimiento
lo que se ve y lo que dejo entrever
ahora lo entiendo…

al menos eso creo

quiero volver a callar
aquella palabra que nunca mencionamos
¿será inevitable
repetir la misma escena
una y otra vez?

tal vez sea cierto
lo que queremos no es lo que hacemos
lo que buscamos esconde un defecto
¿es la manera en la que construimos
el momento, la acción, el movimiento?
recuerdo ya estuve llorando por esto

tal vez sea cierto
lo que queremos no es lo que hacemos
lo que buscamos esconde un defecto
¿es la manera en la que construimos
el momento, la acción, el movimiento?
¿a vos que te parece?
¿qué pensás al respecto?
mejor no me lo digas
guardemos secretos
tengo una lista de películas que quiero ver

coincidimos y no es casualidad
¡qué mala suerte no es casualidad!


3 comentarios:

magunchi dijo...

"lo que queremos no es lo que hacemos
lo que buscamos esconde un defecto"
esa frase me gusto... dice mucho más de lo que se lee.

entre todas las posibilidades de encontrarte con alguna de todas las personas en tu mundo, te encontras con una sola... todo siempre ocurre por algo, y me mantengo firme en que nos cruzamos con aquellas personas poque algo tenemos que dar y a veces recibir, y según que sea ese algo, pasamos el tiempo con esa persona...

muy buenos los post anteriores ;)

besotee!!
hasta pronto!=)

Eliana dijo...

Estamos acostumbrados a llamar a las no coincidencias mala suerte...Creo que ahí está la clave para pensar nuestros vínculos con los demás, tal vez no sea mala suerte sino profundos sentimientos inconscientes de que así sea: que no haya vínculo afectivo. Claro, también es cuestión de vibraciones..

Saludos!

agus,,. dijo...

la de los pagos de coiffeur opina que esa es mi cancion PREFERIDA de coiffeur, y me encanta y me hace tannnn bien su musica que es algo inexplicable. me alegra ue lo hayas descubierto y tengas la sensibilidad para apreciarlos. un beso nazu!