estructura



No importa lo que haga. Es transparente. Camino hacia un lado y hacia otro, me escondo debajo de un árbol, y luego salgo corriendo desesperado para ver si las cosas cambian, como si nada hubiese pasado. Pero no. Es transparente.

Me abrigo mucho y me pongo al sol para lograr un mejor contraste. Pero de nuevo, es transparente.

Mi lucha angustiosa me lleva a recursos extremos, llego a sumergirme en los pensamientos más oscuros. Pero definitivamente no hay caso.

No proyecto sombra.

5 comentarios:

Yamila dijo...

Hay momentos que uno se siente tan transparente todos ven lo que realmente somos.... me encanto!

pasando siempre


Cuidat

Eliana dijo...

Difícil volver visible algo transparente. Tal vez pueda pensar en los sentimientos, en los miedos, en todas esas cosas que tenemos miedo de manifestar o proyectar sombra alguna.
Saludos!

magunchi dijo...

El alma tiene su forma propia que se descubre a medida que uno aprende más de si mismo... pero no proyecta sombra, porque así causa más curiosidad... ella insita a que la conozcas :)
Y si lo pensás al revés... algo que todos ven y querer volverlo transparente... es estar en lo mismo ..querer hacer algo y no poder lograrlo... pero no es motivo para desistir :)

Vuelvo a recorrer a pasos cortos estos espacios tan llamativos ;)

(todo me sonaba a una adivinanza...lo es? :D )


exitos genio!

magui

Lou Salomé dijo...

Que bien que decis el ser a veces transparente!

Que placer leerte :)

Nazu dijo...

yamila: es una manera de trascender si se quiere. A veces es buscada y otras combatida.

eliana: como de costumbre se podría decir que diste en el justo lugar de interpretación. Se trata de eso, de emociones.

magui: muchísimas gracias a vos! más genia!

lou salomé: el gusto es todo mío jaja. Saludos y gracias.