el eterno niño

y pienso desorden cuando te veo

palabras abarrotadas,
prisioneras en una boca que
las escupe con vehemencia,
que disparan furia y sonrisas
al tiempo de tu ironía
tan necesaria

ese eterno niño que disfruta de las pequeñas cosas
ese eterno hombre que no deja que lo pisen

uno de los abrazos que más espero
en este tiempo de no tiempos para mí

2 comentarios:

CLARISA MASCIARELLI dijo...

que hermosa poesia...parece escrita para mi esposo...y creo que tambien para mi...que dificil es ser un adulto!!!

Bajo mis pies dijo...

Es bueno eso de ser hombre-niño o niño hombre. Creo que no debe perderse.
Yo todavia me quede en niña-mujer creo que no salgo de ahi ni quiero, no me conviene, me gusta ser una niña, creo que ser un poco mas inocente nos hace vivir mejor!!
Bss. miles y gracias por pasar!